Acerca de la exhibición

Mundos cruzados propone un recorrido por la labor de siete artistas mujeres de Argentina, con un punto en común: la salida al encuentro de Corea como inspiración para la creación.

Países que están en las antípodas del planeta se ponen en relación para dar espacio a la producción. La tarea de las artistas se vuelve una especie de alquimia cultural, en la cual se interpreta un mundo lejano con la percepción local y las herramientas cotidianas. Un foco libre sobre un país que se reconoce en un nuevo lugar en el entramado de naciones.

La pregunta sobre lo otro, lo similar, lo diferente, lo alcanzable y lo ininteligible interpelan a las artistas y a las tierras lejanas en donde posan su mirada.

La danza de colores, técnicas y estilos de Mundos cruzados sugiere que las posibilidades de interpretación son incontables y a la vez simultáneas. ¿Será el giro sincrónico de dos países que a veces parecen diacrónicos? Como cosmogonías culturales, entre ellas lejanas, que se debaten con los tiempos ajenos y propios.

La presentación de obras del acervo personal de cada artista junto con las creadas en alusión a Corea transforma el recorrido en un espacio de multidimensional de sensaciones plasmadas en lienzos. De lo geométrico a lo figurativo, del desorden plástico al rigor de las líneas, del plano dimensional al exceso de espesor, las visiones personales de cada artista involucrada contribuyen al desarrollo de una forma que traza un camino entre dos mundos que por un momento convergen en la obra para darse a la fuga en los imaginarios.  
Texto: Gabriel Pressello, Centro Cultural Coreano


.
.
.
.
.
.

You may also like

Back to Top